Alimentación

¿Sabías que un tercio de los alimentos que se producen acaban en la basura? Un método para terminar con esto, es la cocina de aprovechamiento.

¿Qué es la cocina de aprovechamiento? Consiste en crear recetas a partir del “desperdicio” que deriva de cocinar otros platos. Se busca combinar diferentes sabores y texturas.

¡Comienza a aprovechar los alimentos!

El primer paso, es ser original en la elaboración de los platos. Ya que vamos a utilizar otras texturas en comparación a los platos “tradicionales”.

Además, muchas veces desechamos las partes de los alimentos con más nutrientes pero con esta técnica no se desperdiciará nada.

Frutas y verduras

  • Piel de tus verduras: Saltea las pieles de las verduras que hayas utilizado para cocinar y usa especias al gusto, ¡perfectas para un snack!
  • Patatas: Es uno de los alimentos más versátiles. Corta su piel muy fina y pásala por aceite bien caliente. Es ideal para acompañar el resto de platos.
  • Cáscaras de cítricos: Utiliza las cáscaras de limón o naranja para la elaboración de bizcochos caseros. Aportarán un sabor increíble a tus platos.
  • Fruta madura: Elabora batidos, smoothies o mermeladas. Aprovecharemos las piezas enteras de fruta y sus nutrientes.

Pescados y carnes

  • Caldos más sabrosos: Puedes usar huesos o los trozos más difíciles de integrar de carnes, mariscos y pescados para preparar un buen caldo.
  • Vísceras: Si limpias un producto fresco, no tires partes como el hígado o el riñón, son partes muy sabrosas que las puedes cocinar de diversas maneras.
  • Piel de aves: Puedes prepararlas en tempura o tostarlas. Sirven como guarnición o polvo aromático para ensaladas si las trituramos.

También puedes utilizar los quesos que se queden duros para sazonar tus recetas de cocina de aprovechamiento.

Ya tienes unas cuantas ideas para que comiences a no malgastar la comida, ¿cuál es tu favorita?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada