Alimentación

Hemos llegado a mitad del verano y te habrás dado cuenta que consciente o inconscientemente consumimos más fruta. Lo que popularmente se suele decir es que el cuerpo nos lo pide. Eso es porque son alimentos que ayudan a hidratarnos, mejoran el transito intestinal y nos hacen sentir mejor. Aunque parezca mentira, ciertas frutas ayudan incluso con el cuidado de nuestra piel y pelo, e incluso ayudan a que nuestro cuerpo se ponga más moreno y con mejor tono. 

Son innumerables las cualidades que tienen las frutas, por lo que hay que consumirlas durante todo el año, si bien, y dado su aporte natural de nutrientes y vitaminas, son más beneficiosas durante las estaciones del año con clima más extremo.

Para terminar hemos de saber que son altamente diuréticas y depuran el organismo, cosa muy necesaria durante nuestro periodo vacacional, ya que solemos cometer más excesos en lo que a nuestra dieta se refiere. En determinados problemas de salud leve actual como medicamento. ¡Ojo con esto! No estamos diciendo que no acudas al médico en caso de enfermedad.

Ahora una cosa es cierta…hay veces que aún siendo conscientes de que debemos comer fruta nos aburre comerla al natural. No hay problema. Abajo encontrarás la solución.

Fruta de la estación veraniega

Lo primero que debes saber es que las frutas de verano se caracterizan por ser de colores llamativos, sabores dulces y por ser refrescantes, ya que su alto contenido en agua hacen que nos hidratemos como comentamos anteriormente. 

La temporada de verano para las frutas comienza en junio y acaba en septiembre. A continuación te detallamos cuales son por mes. Recuerda que todas estas frutas y más las puedes encontrar en la sección de frescos de supermercados tu super ¡Y al mejor precio!

Junio: Son el aguacate, albaricoque, ciruelas, sandía, melón, nectarinas y melocotones.

Julio: Además de las anteriores aparecen otras nuevas como son las peras de verano, paraguayas y los higos.

Agosto: Es el mes en que podemos encontrarnos en nuestro super los mangos, manzanas y el membrillo, sin olvidar que aún tenemos a nuestra disposición todas las de junio y julio menos las cerezas.

Septiembre: Aquí encontramos todas las del mes de agosto exceptuando la sandía, ciruela y albaricoque. No obstante llega la deliciosa granada y las uvas de mejor calidad.

Ideas para comer la fruta de verano

Es indiscutible que la mejor manera de comer la fruta es al natural. Tan solo lavándola para quitar algunos residuos que puedan tener. No obstante en ocasiones apetece consumir la fruta de distinta forma. Para salir de lo habitual. Y que decir tiene que es difícil, en ocasiones, que los peques de la casa la coman sin alguna pequeña disputa. Es por esto que os dejamos alguna sugerencia de como tomarla. Estamos seguros que os encantarán.

smoothies-frusta

Smoothie de verano

En post anteriores ya os sugerimos estos deliciosos batidos para llevar a merendar en la playa. Ahora os contamos como hacerlos. Como ejemplo ahí va una receta de smoothie de melocotón, pero puedes hacerlo de lo que más te guste.

Necesitarás: 450 a 500 gr de melocotón maduro, 120 g de yogurt griego sin azúcar, media cucharada de zumo de limón y leche.

Modo de preparación: Lava, pela y trocea el melocotón. Mételo en una bolsita de plastico y al congelador por una hora. Bate el yogurt con un poquito de miel y añádele el melocotón previamente triturado y el zumo de limón. Si se queda muy espeso añade leche hasta que consigas una textura homogénea a tu gusto.

Polos  

¡Esta es la receta que vuelve locos a los pequeños! Os mostramos como hacer polos de melón, pero ya sabes, podes hacerlos de lo que más os guste.

Ingredientes: 500 gr de melón, 150 ml de agua, 150 gr de azucar y el zumo de 1 o 2 limones dependiendo de si os gusta más o menos ácido.

Cómo hacerlos: Hervimos un par de minutos en el agua el azúcar y añadimos el zumos de limón. Pasamos por la batidora el agua anteriormente hervida y el melón en trocitos hasta que toco tenga una textura fina. Finalmente lo metemos en moldes para helado y congelamos.

Brochetas y ensaladas

No hay mucho que decir con respecto a las brochetas. Simplemente son una forma original y divertida de tomar fruta fresca. Pero con respecto a ensaladas y otros platos…eso es otro cantar.

No hablamos de poner manzana en la ensalada. Hablamos de platos más originales y dignos de los mejores restaurantes. 

Por ejemplo, y fácil de elaborar, carpaccio de paraguaya, tomate y mozzarella. Sólo has de incorporar láminas muy finas de esta fruta sobre gajos de tomate y mozzarella ¡Rico, rico!

¿Y algo más elaborado? Ensalada de rúcula con nectarina.

Ingredientes: 150 gr de rucula, 2 nectarinas, 40g de nueces y 100 gr de queso fresco de cabra.

Para la vinagreta: 2 pellizcos de albahaca fresca picada, 30 ml de vinagre balsámico, 100 ml de aceite de oliva (si es virgen extra mucho mejor), 1 cucharada de miel y pimienta molida.

Preparación: Emulsionamos los ingredientes de la vinagreta con una varilla. Colocamos en un plato la rúcula y el queso troceado. A continuación lo aliñamos con la vinagreta reservada antes.

Pasamos la nectarina troceada en gajos por una plancha o grill y seguidamente las ponemos sobre la ensalada. Concluimos espolvoreando la nuez sobre todo lo anterior y ¡a comer!

Como ves te hemos dejado algunas sugerencias para comer fruta de verano de una forma diferente, original y divertida, así que ya sabes….¡¡¡no tienes excusa para no comer sano!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada